Big Data y Redes Sociales: ¿enemigos o aliados?

Big Data y RRSS

En España, un 85% de los internautas entre 16-65 años utilizan Redes Sociales. Esto supone más de 25,5 millones de usuarios según el estudio realizado por IAB Spain. Este análisis también revela que hay más mujeres usuarias de RRSS que hombres, la mayoría tienen estudios universitarios, trabajan y su media de edad es 38,4 años. Son las mujeres y los más jóvenes (entre 16 y 30 años) los que más tiempo dedican a las Redes Sociales. El uso principal que se les da sigue siendo hablar con otros usuarios e informarnos sobre qué hacen nuestros contactos.

Facebook y Whatsapp se alzan como las RRSS por excelencia, aunque bien es cierto que la primera pierde penetración entre los usuarios. YouTube e Instagram también están entre las primeras posiciones, siendo esta última la que más crece. Así, el 95% accede a ellas a través de sus smartphones.

El número de usuarios activos en RRSS en todo el mundo crece a velocidades de vértigo. Es así que las marcas han visto en ellas un nuevo filón en el que promocionar sus productos y/o servicios e interactuar con su audiencia de una manera cercana y ágil. Las empresas, mediante herramientas de monitorización, pueden medir su engagement, presencia y tomar decisiones en consecuencia. Si no estás en Internet no existes. Según el mismo estudio anteriormente mencionado, a los menores de 45 años les inspiran más confianza las marcas que tienen perfiles en RRSS.

Con el auge del Big Data nace un nuevo concepto que ha sido denominado como Social Media Intelligence. ¿En qué consiste? Está basado en la integración de los datos recogidos y más relevantes mediante la monitorización de los perfiles sociales. Tras la recopilación, se procesa toda la información y los datos se convierten en insights de gran valor para la empresa. Al igual que el Social Media como tal, es una nueva rama tecnológica de escucha social pero mucho más profunda y específica. Aquí aparece el PLN (Procesamiento de Lenguaje Natural) que es el encargado de transformar y analizar las opiniones, sentimientos y emociones vertidas en las RRSS.

Hoy en día, la escucha social activa protagonizada por las empresas en Internet es vital para conocer su impacto en la sociedad así como opiniones reales de su público objetivo. Ya es posible saber si una marca tiene un impacto positivo o negativo, la percepción que tiene el público de ella, si es una marca deseada o no, la intención de compra de los usuarios, los atributos que éstos asocian a la marca, las tendencias de consumo, etc. De esta manera, los datos no se utilizan de forma aislada, sino que se cruzan y combinan para sacar información relevante. Es así como el Big Data ayuda a las marcas a definir al máximo las campañas de marketing para lograr el éxito y una mayor fidelización de los usuarios. Por otro lado, el análisis de la competencia es cada vez más exhaustivo con esta tecnología.

-->