Loading

10 razones para dormir desnudo

22 diciembre, 2016
naked-sleep

Dormir sin pijama, e incluso sin ropa interior, tiene múltiples ventajas para la salud física, mental y emocional. Además, favorece una vida sexual más activa, adelgaza, favorece el descanso y ¡¡sienta fenomenal!! ¿te animas a probarlo? Te damos unas cuantas razones que pueden ayudarte a tomar la decisión.

Dormir desnudo adelgaza

Prescindir del pijama por las noches fuerza al cuerpo a generar el calor necesario para lograr una temperatura adecuada dentro de la cama, incluso en invierno. Dormir sin ropa no significa pasar frío por la noche, sino generar calor de una manera sana y natural. Al hacerlo, nuestro metabolismo consume calorías y adelgazamos. Además, dormir a una temperatura menor  favorece la quema de la llamada “grasa marrón”, que es la que lleva a cabo el cometido de calentar el cuerpo cuando hace frío.

La desnudez favorece el descanso

Al permitir que nuestro cuerpo se enfríe cuando nos metemos en la cama, permitimos que la mente se relaje y se prepare para el descanso. De esta manera, es más sencillo alcanzar la fase de sueño profundo y descansar verdaderamente. Al no llevar camisa ni pantalón, las posibles incomodidades provocadas por los pliegues de la ropa se eliminan, permitiendo que nuestro cuerpo descanse más que si llevásemos ropa puesta.

Mejora tu vida sexual

¿Hay algo más excitante que despertarte sintiendo el roce de la piel de tu pareja? No tener que superar las barreras de pijamas y camisones, el contacto con tu pareja es más fácil y casual. Una caricia sin ropa se puede convertir en el catalizador perfecto para una relación sexual. En ocasiones, es posible que estas caricias no terminen en una relación sexual, pero sin duda tendrán un efecto positivo en tu vida sentimental. Dormir desnudo genera confianza con tu compañero de cama y aumenta la intimidad.

Previene enfermedades

Aunque parezca ficción, está comprobado que dormir sin pijama regula los niveles de cortisol, ayudando a prevenir problemas de hipertensión y colesterolemia. La disminución de la temperatura corporal nocturna favorece una mayor estabilidad de azúcar en sangre, por lo que podría ayudar a prevenir la diabetes,  según un estudio de la U.S. Nationaly Sleep Fundation. De acuerdo a este estudio, dormir sin ropa ayuda a quemar calorías y mejora la calidad del sueño, por lo que previene esta enfermedad y ayuda a los que la sufren.

Sube la autoestima

Contemplar nuestra desnudez mejora la autoestima. Dormir desnudo supone una oportunidad perfecta para familiarizarse con uno mismo en un ambiente íntimo y sosegado. Liberarse del pijama y pasar tiempo siendo conscientes de nuestro propio cuerpo tiene un efecto psicológico muy positivo sobre las personas y puede venir muy bien a aquellos que no están contentos con alguna parte de su cuerpo.

Mejora la percepción de uno mismo

Al meternos a la cama “en bolas”, tenemos la oportunidad de conocernos mejor y explorar nuestro cuerpo sin impedimentos. Observándonos al natural descubriremos nuestras poses más atractivas y podremos comprobar cuáles son las zonas de nuestro cuerpo que mejor responden a los estímulos. Si duermes en pareja, mejora tu vida sexual y si lo haces solo, también te da la oportunidad de explorar tu cuerpo y disfrutarlo cómodamente.

Te sentirás más guapo

Despojarse de la ropa y dormir en un ambiente más fresco es buenísimo para la piel, tanto de hombres como de mujeres. Las hormonas responsables de prevenir las arrugas trabajan mejor a temperaturas más bajas, por lo que si duermes desnudo notarás que los años no pasan por ti. Dormir como dios te trajo al mundo favorece la regeneración de la piel y te hace sentir (y lucir) más joven.

Evita problemas dermatológicos

Una buena receta para evitar la irritación de la piel en la cama es renunciar a los pijamas y a la ropa interior durante la noche. El roce con los tejidos provoca en ocasiones malestar y picores, que están claramente asociados con la vestimenta nocturna. Exceptuando las prendas 100% algodón, que son las más recomendables tanto para las sábanas como para la ropa de cama, otros tejidos usados habitualmente para estos fines dificultan la transpiración y favorecen la aparición de hongos y bacterias.

Dormir sin ropa interior previene infecciones

No usar ropa interior, especialmente en mujeres, previene la aparición de infecciones y hongos vaginales. Aunque pueda parecer que el pijama y las braguitas protegen del exterior, en realidad son un caldo de cultivo excelente para todo tipo de microorganismos.

Aumenta la fertilidad masculina

Las células encargadas de fabricar los espermatozoides funcionan mejor a temperaturas más frescas, por lo que dormir desnudo favorece la fertilidad. Además, las prendas ajustadas pueden apretar la zona testicular, llegando a provocar problemas en la producción de espermatozoides. Al dormir “al aire”, los testículos y el escroto se relajan y permite una mejor circulación sanguínea.

Recent posts