Loading

Qué es una pulsera de actividad

7 noviembre, 2016
activity tracker

¿Quieres saber cuántos pasos das al día? ¿Te gustaría conocer el número de calorías que quemas con tu actividad diaria? ¿Tienes la sensación de que no duermes lo suficiente y quieres monitorizar tu actividad nocturna? La respuesta a todas preguntas se puede obtener con una pulsera de actividad.

Las pulseras de actividad son más que una tendencia, se trata de unos dispositivos que popularizaron los deportistas y que actualmente están al alcance de cualquiera. No hace falta que seas un deportista de élite para llevar una de estas pulseras, que ayudan a llevar un control sobre el número de pasos que damos o los kilómetros que recorremos. La información es poder, dicen, y en el caso de nuestro cuerpo, conocer con datos su actividad es muy útil si estamos buscando llevar un estilo de vida más saludable.

¿Qué es una pulsera de actividad?

Se trata de un dispositivo electrónico diseñado para llevar en la muñeca, como si fuera una pulsera. Las pulseras de actividad incorporan un software que analiza los datos recogidos, crea gráficas, muestra tendencias de comportamiento e histórico de actividad, permitiendo que el usuario pueda conocer de un vistazo cuáles son los números que definen su vida diaria. En algunas pulseras es posible echar un vistazo a los datos en el propio dispositivo, pero la mayoría están vinculadas a aplicaciones para el teléfono en las que se pueden analizar con mayor exhaustividad los datos recogidos. Lo más habitual es que la pulsera se conecte a través del bluetooth con el móvil, sincronizando los registros de actividad del usuario.

Las pulseras más sencillas cumplen las funciones de los tradicionales podómetros, con la novedad de acumular datos para su análisis posterior. También las hay que monitorizan la actividad nocturna y proponen retos: te avisan cuando caminas un número determinado de pasos o recorres una distancia previamente establecida.

No tienen «pinta» de reloj sino más bien de pulsera, pudiendo lucirse como un complemento de moda.

¿Qué tipo de datos recoge una pulsera de actividad?

En general, las pulseras de actividad son capaces de aportar datos bastante aproximados de:

  • Distancia: tanto en número de pasos como en kilómetros. Algunas pulseras distinguen entre los pasos normales y la subida o bajada de escalones.
  • Horas de actividad y horas de inactividad.
  • Número de horas dormidas, tiempo en conciliar el sueño, fases de sueño.
  • Calorías quemadas con la actividad física realizada.

Y tantos datos… ¿para qué?

En un mundo cada vez más preocupado por el cuerpo, casi obsesionado con la belleza y con estar en forma, tomar conciencia de nuestra actividad física puede ayudarnos a llevar un estilo de vida menos sedentario e incluir algo de actividad física en nuestra vida diaria. Descubrir a través de una gráfica que somos unos vagos puede despertar al deportista que vive dentro de nosotros y sacarnos del sofá. Contemplar cómo la actividad aumenta y cómo nos sentimos puede ser un buen aliciente para un perezoso.

Otra de las razones por las que estas pulseras están funcionando tan bien es que permiten compartir los resultados a través de redes sociales y mostrar cómo evolucionan nuestros entrenamientos. Poder posturear es fundamental cuando uno hace deporte sin demasiadas ganas. Más de uno hay que sale a dar un paseo o a correr con el único objetivo de poder postearlo en facebook, twitter, instagram o cualquiera que sea su red social preferida. Estas pulseras permiten compartir los logros alcanzados con la consiguiente interacción y el subidón para el usuario: este paseo ha sido merecedor de tantos me gusta, retuits, etcétera.

¿Cómo funcionan las pulseras de actividad?

Pasos:

Un buen número de pulseras funcionan con un acelerómetro interno que aporta datos bastante fiables sobre el número de pasos. Además, tienen en cuenta el patrón normal de movimiento de  un ser humano, de tal manera que son capaces de distinguir entre los movimientos de la muñeca que van asociados a caminar y cuáles no.  La mala noticia es que no distinguen cuando estamos caminando de cuando estamos corriendo, por ejemplo, o si los pasos que damos son largos, cortos o saltos. Los datos que aportan son bastante fieles a la realidad, aunque no son exactos.

En caso de que necesites calcular distancias exactas, siempre existe la posibilidad de adquirir una pulsera con GPS, que calcula la posición a través de una triangulación geométrica de gran precisión.

Calorías:

Por su parte, los registros de movimiento sirven para calcular el número de calorías, que se lleva a cabo a través de un algoritmo basado en los datos aportados por el usuario relativos a peso, altura, edad, sexo, etcétera.

Sueño:

Las pulseras de actividad interpretan la inactividad absoluta como sueño. De esta manera pueden calcular la duración del sueño, así como su calidad, interpretando que si el usuario se mueve un poco, es porque tiene un sueño más ligero, mientras que si está quieto del todo significa que duerme profundamente. Algunas pulseras tienen un novedoso sistema de alarma silenciosa que te va despertando poco a poco a través de pequeñas vibraciones para que el proceso sea menos abrupto que el despertador de toda la vida.

Recent posts