Loading

Reloj inteligente, todo lo que necesitas saber

15 junio, 2016
geeksme smartwatch

En los últimos años, la tecnología ha ido integrándose poco a poco en nuestra vida diaria. Desde los reproductores de mp3 que comenzamos a utilizar conforme llegó el nuevo milenio hasta las pequeñas cámaras que podemos colgar en nuestra ropa o los drones que ya llevan pedidos de Amazon en algunos puntos del planeta, nuevos dispositivos son creados cada día para hacer nuestra vida más sencilla, entretenida o interesante. Entre todas estas novedades que florecen en las estanterías de electrónica de consumo, el reloj inteligente se ha ganado un lugar especial en nuestro corazón, o más bien en nuestra muñeca. Pero… ¿sabemos exactamente lo que es un reloj inteligente? ¿Le estamos sacando todo el partido que podríamos? Y lo que es más importante, ¿cuál es el mejor reloj inteligente de entre todas las opciones que hay en el mercado?

¿Qué es un reloj inteligente?

Un reloj inteligente, smartwatch en inglés, es un dispositivo que, además de decir la hora, ofrece al usuario otras prestaciones complementarias, que pueden ir desde contar los pasos caminados a mostrar el pronóstico del tiempo. Es tanto un accesorio de moda como un pequeño asistente que nos acompaña en el día a día y nos facilita consultar la información que queremos conocer. Los relojes inteligentes varían en tamaño y forma, teniendo la mayoría pantallas táctiles de forma cuadrada o ligeramente rectangular, al estilo del Apple Watch, o redondeados como es el caso del Geeksme GME1 o el Samsung Gear S2.

Tenemos que remontarnos a 1998 para encontrar los orígenes del reloj inteligente en el primer reloj digital en utilizar Linux como sistema operativo, y que su propio creador, Steve Mann, declaró como el «padre de la computación wearable«, aunque bastante antes de éste ya se habían creado otros relojes, especialmente por parte de Casio y Seiko, que realizaban funciones similares. Su popularización, no sin cierto punto de nostalgia hacia las películas de ciencia ficción de los 80, tardó algo más de una década en llegar, de mano del Samsung S9110. Desde entonces, montones de dispositivos de distintas formas y tamaños han ido incorporándose a la oferta, cada cual con sus propias funcionalidades especiales.

Apple sigue innovando con nuevos modelos que mejoran el rendimiento e incorporan nuevos detalles. Por su parte, Samsung está desarrollando un nuevo sistema operativo, llamado Tizen, como alternativa al actual Android Wear. Tizen ya se está usando en televisiones y neveras y ahora va a dar el paso a la muñeca de los usuarios.

¿Para qué sirve un reloj inteligente?

La respuesta más rápida a esta pregunta es «para prácticamente todo», aunque no sea la más precisa. Por supuesto, no hay ningún reloj inteligente que sirva para cualquier cosa que se nos pueda pasar por la mente, pero hay montones de modelos diferentes: algunos relojes inteligentes tienen ligeras diferencias, mientras que otros presentan características diferenciales. Los hay que son una «extensión» de nuestros smartphones, integrando aplicaciones que se coordinan con el terminal; pero también encontramos alguno que permite el uso propio como teléfono al introducirles una tarjeta SIM y que nos permitirá sentirnos como en una película de espías. Por último, está el tipo de reloj inteligente centrado en monitorizar nuestra actividad diaria.En este sentido, cada vez surgen un mayor número de dispositivos orientados hacia la e-health, es decir, que ayudan a personas que sufren determinadas patologías a monitorizar sus constantes, recordar su medicación, etcétera.

Mención aparte merecen los relojes concebidos para uso deportivo: los hay que incluyen GPS, monitorizan el ritmo cardíaco, miden la velocidad y el ritmo de carrera… Las marcas más habituales son Garmin y Polar. También está haciéndose un hueco en el mercado TomTom, que tiene un reloj específicamente diseñado para jugar al golf y proporciona información muy valiosa para los jugadores.

Principales usos de un reloj inteligente

Centrándonos en el último tipo de relojes que mencionábamos, aquellos que están destinados a monitorizar nuestra actividad diaria, vemos que éstos recogen diferentes tipos de información, siendo la mayoría relacionada con la actividad física y el sueño del usuario, además, claro está, de la hora, ya que hay otros dispositivos, pulseras de actividad como las que ofrece Pebble, que no presentan esta sencilla función. Pasos recorridos, distancia, calorías consumidas… son los principales datos que recogen estos relojes inteligentes, sumándole en ocasiones el número de pulsaciones y los pisos que se han subido, como es el caso de Fitbit o Garmin. Por tanto, son una herramienta estupenda para acompañar nuestro ejercicio físico, siempre acompañado del asesoramiento de un experto.

En cuanto al sueño, lo más probable es que tu reloj inteligente mida cuánto tiempo has estado durmiendo y te indique cuáles han sido las fases de sueño ligero y sueño profundo, así como cuánto has tardado en dormirte y si te has despertado durante la noche. Algunas aplicaciones para smartphone que cumplen esta misma función incluso graban los sonidos registrados durante la noche, en caso de que tengas curiosidad acerca de si roncas o hablas mientras duermes.

Principales usos de un reloj inteligente

Centrándonos en el último tipo de relojes que mencionábamos, aquellos que están destinados a monitorizar nuestra actividad diaria, vemos que éstos recogen diferentes tipos de información, siendo la mayoría relacionada con la actividad física y el sueño del usuario, además, claro está, de la hora, ya que hay otros dispositivos, pulseras de actividad como las que ofrece Pebble, que no presentan esta sencilla función. Pasos recorridos, distancia, calorías consumidas… son los principales datos que recogen estos relojes inteligentes, sumándole en ocasiones el número de pulsaciones y los pisos que se han subido, como es el caso de Fitbit o Garmin.

Son una herramienta estupenda para acompañar nuestro ejercicio físico, siempre junto al asesoramiento de un experto. Poder recopilar los datos de tu actividad física tiene un efecto positivo, ya que permite observar la evolución más allá de las famosas “sensaciones”. Con un simple vistazo al reloj o analizando los datos a través de una aplicación móvil puedes tener un mayor control sobre tu entrenamiento.

En cuanto al sueño, lo más probable es que tu reloj inteligente mida cuánto tiempo has estado durmiendo y te indique cuáles han sido las fases de sueño ligero y sueño profundo, así como cuánto has tardado en dormirte y si te has despertado durante la noche. Algunas aplicaciones para smartphone que cumplen esta misma función incluso graban los sonidos registrados durante la noche, en caso de que tengas curiosidad acerca de si roncas o hablas mientras duermes.

¿Cómo se usan los relojes inteligentes?

El uso de un reloj inteligente depende mucho de sus prestaciones, pero por lo general presentan una pantalla táctil que sirve para navegar entre sus distintas funcionalidades. En ocasiones, la zona táctil del reloj ocupa toda la superficie de la pantalla, mientras que en otros casos hay un área táctil en la pantalla para manejar el mismo. Ante todo, debemos recordar que nuestro reloj inteligente es un mero acompañante, y no debemos excedernos en su uso y consulta de modo que éstos nos distancien de nuestro día a día habitual. Nuestro consejo es que lo utilices como un reloj tradicional y, al igual que consultarías la hora, consultes de manera puntual el resto de información que nos facilita.

Tamaño de los relojes inteligentes

Como en los smartphones, la tendencia en el caso de los smartwatch es que los relojes sean bastante grandes y un tanto incómodos. Si no estás acostumbrado a llevar grandes relojes, es posible que te cueste acostumbrarte a llevar una pantalla de 2 pulgadas en la muñeca. Hay relojes inteligentes de distintos tamaños y te recomendamos que valores varias opciones antes de hacer tu compra. Geeksme tiene como ventaja que tiene una esfera de tamaño normal y correas intercambiables, que pueden combinar con tu estilo, ofreciendo las funcionalidades de sofisticados relojes sin tener un tamaño ni un peso excesivo.

La batería sí es importante, ¿o quieres cargar tu reloj todos los días?

Una de las ventajas de relojes como Geeksme es la larga duración de su batería. En comparación con otros relojes inteligentes, sale ganando: su batería aguanta sin problemas cuatro o cinco días. El Apple Watch, por el contrario, dura como mucho un día, siendo lo habitual 18h de uso combinado de apps y reposo. Dependiendo de los modelos, la batería de los relojes de Samsung duran entre dos y tres días.

La carga de los relojes se realiza de manera parecida a un teléfono móvil, conectándolos a la corriente mediante un adaptador.

Geeksme es el único reloj inteligente que…

Como ya hemos dicho, hay algunos relojes inteligentes que presentan ciertas características diferenciales. Éste es el caso del GME1 de Geeksme, que además de las prestaciones que hemos mencionado son típicas de este tipo de dispositivo, tiene dos modos únicos para ayudar a sus usuarios a conocerse mejor a sí mismos. Por un lado, el reloj es capaz de medir el rendimiento sexual de la persona que lo lleva, en caso de que ésta quiera activarlo. Una vez terminado el acto y sincronizado el reloj, la aplicación te mostrará una gráfica de tu rendimiento y te dará cierta información, como la intensidad y la duración. Además, dependiendo de los datos recogidos, conseguirás una medalla que te indicará a qué animal te pareces y que podrás compartir con tus amigos.

La otra función exclusiva del GME1 es su medidor de huella ecológica: basándose en los hábitos de vida del usuario y en su actividad dinámica diaria, la aplicación que acompaña al reloj calcula cuántos planetas serían necesarios si todo el mundo siguiese tu estilo de vida. Además, puedes consultar este dato en tu reloj en todo momento.

¿No es una forma genial de mejorar tu salud y tu entorno? Si crees que no es suficiente ayuda, en la aplicación de Geeksme encontrarás consejos para mejorar todos los aspectos que monitoriza el reloj: actividad física, sueño, rendimiento sexual y huella ecológica.

¿Dónde comprar un reloj inteligente?

Si eres de los que prefiere ir a la tienda y ver el producto en directo antes de comprarlo, puedes adquirir tu reloj inteligente en grandes superficies y tiendas de electrónica de consumo o de telefonía. Si por el contrario te gusta más comprar desde el sofá de casa, podrás encontrarlo en las principales plataformas de comercio electrónico, tiendas especializadas y, por supuesto, en la página web de la marca que más te interese. Nuestra web está abierta 24 horas al día 365 días al año. ¿Por qué no pruebas el GME1?

Recent posts