Loading

Beneficios de caminar después del trabajo

18 mayo, 2016
caminar ejercicio

Sabemos que la jornada laboral puede resultar agotadora, pero reunir fuerzas para caminar después del trabajo puede salirte muy a cuenta. Diversos estudios han demostrado que caminar 30 minutos al día puede mejorar sensiblemente tu salud ¿te animas?

Cuando nos planteamos llevar un estilo de vida más saludable tendemos a pensar que tendremos que tomar decisiones drásticas como cambiar radicalmente nuestra alimentación, machacarnos en el gimnasio o autoimponernos tediosas rutinas de las que nos cansaremos antes de empezar. Nada más lejos de la realidad: algo tan fácil como caminar después del trabajo puede dar un vuelco a nuestro metabolismo. Sin necesidad de invertir mucho tiempo notarás cómo tu cuerpo responde: 30 minutos diarios de caminata pueden ayudarte a prevenir enfermedades cardiovasculares, mejorar tu forma física, alejarte de la depresión e incluso mejorar tu actividad sexual. ¿a qué es para pensárselo?

Lo mejor, caminar después del trabajo

Pero vayamos por partes: Caminar es un ejercicio sencillo que no requiere una forma física previa ni precisa un aprendizaje específico. Exceptuando las personas con algún tipo de problema de movilidad, todos sabemos caminar y podemos hacerlo sin demasiado esfuerzo. Entonces, si es tan fácil ¿por qué no lo hacemos? El ritmo de vida que impone el trabajo, los estudios, los niños, los deberes, la limpieza, etcétera hacen muy complicado sacar un rato para caminar. Por eso, te proponemos que aproveches después del trabajo para activar tu organismo dando una vuelta. Lo ideal, si no vives muy lejos, es que sustituyas el coche o el transporte público por un paseo. Además, así cumplimos una doble función: tú te sientes mejor y el medio ambiente te lo agradece ¡¡2×1!!. Si tienes que pasar por casa es posible que te ataque la pereza pero la ventaja es que puedes ponerte más cómodo y cambiar el chip. Ponerte una rutina como caminar después del trabajo puede convertirse en tu arma contra las excusas y formar parte de tus actividades diarias.

Caminar: todo son ventajas

Ahora que ya has encontrado un hueco, ha llegado el momento de justificar esta inversión de tiempo en tu salud: ¿cómo puede cambiar tu vida media hora andando? Según explican en la blog de Mejor con Salud, caminar 30 minutos diarios es una fuente inagotable de bienestar: reduce el riesgo cardiovascular, fortaleciendo el corazón y controla la presión alta, reduciendo el colesterol malo y favoreciendo la salud del corazón.

Tu secreto contra el estrés: un paseo

Ni valeriana ni spa. El mejor aliado contra el estrés es caminar. Ayuda a prevenir la depresión, el insomnio, mejora la autoestima y puede ayudar a resolver otros problemas psicológicos. Salir a caminar diariamente puede ser tan efectivo como cualquier terapia antiestrés.

¡¡Fuera celulitis!!

Caminar pone en marcha un gran número de músculos y activa el metabolismo, con lo que favorece la eliminación de grasas y evita la obesidad. Además, previene la retención de líquidos y evita la aparición de la celulitis. Si quieres perder peso, no te vamos a engañar: caminar no es la panacea, pero combinado con una alimentación saludable puede ser tu aliado perfecto para deshacerte de esos kilitos de más.

Mejora la actividad sexual

No solo caminar, sino en general cualquier práctica de ejercicio físico puede mejorar la calidad de tu vida sexual. Lejos del tópico de que hacer deporte resta energía y reduce las ganas, muchos expertos coinciden en que las personas que hacen deporte tienen una vida sexual más satisfactoria.

¿Es necesario caminar rápido?

Caminar es bueno en sí mismo, no hace falta caminar rápido para experimentar los beneficios del paseo. Con la fiebre del running, parece que el que no se lanza a correr es un vago o está fuera de onda, pero lo cierto es que caminar a buen ritmo es igual o mejor que correr y además te mantiene más alejado de las lesiones. Y si quieres dotar de glamour a tu paseo, puedes decir que haces power walking, bris walking o walking…  Que te quiten “lo bailao”. Y si alguien se pone chulo, puedes exponer los beneficios de caminar que hemos explicado en este artículo. No solo lo decimos nosotros, sino que un estudio publicado por  el Journal of the American College of Cardiology  muestra que caminar rápido puede reducir la mortalidad hasta en un 30%. De hecho, los runners que van a mayor velocidad están más expuestos a riesgos cardiovasculares. Así que si lo de correr no te va, no solo el mundo no se acaba sino que ante ti se abre todo un abanico de posibilidades y de ventajas.

Caminar está hecho para ti…

  • si te gusta disfrutar de la naturaleza,
  • si quieres desconectar del estrés diario,
  • si estás buscando un deporte que no requiera mucha inversión,
  • si estás recuperándote de una lesión y quieres empezar poco a poco,
  • si quieres adelgazar,
  • si estás pensando en una actividad física a largo plazo,
  • si tienes una mascota,
  • si no eres competitivo pero quieres algo de movimiento en tu vida,
  • o si quieres mejorar tu salud.
Recent posts