Loading

Sexo salvaje: curiosidades reproductivas de los animales

24 marzo, 2016

Sin embargo, en la naturaleza existen otros muchos rituales reproductivos sorprendentes. Para conocerlos, hemos elaborado una particular clasificación con algunas de las experiencias íntimas más curiosas de la fauna.

Los románticos

Sin duda, el caballito de mar es una de las especies más amorosas. El macho comienza el ritual con una danza y, tras el embarazo, acoge los huevos en una bolsa ventral hasta que da a luz. Además, estos animales se mantienen fieles de por vida.

También los loros de frente blanca pueden resultar muy tiernos cuando se dan ‘piquitos’ –nunca mejor dicho- durante el cortejo, aunque seguro que te cambia la cara cuando sepas que aprovechan los besos para vomitarse dentro de sus respectivas bocas.

Los superdotados

Por su envergadura, la ballena azul ostenta el récord en cuanto a tamaño de pene, con 3 metros de largo y 1 de diámetro. Ahora bien, proporcionalmente, el piojo se lleva la palma, ya que su órgano viril puede llegar a superar en 50 veces su propio tamaño.

Los pasionales

Si las chinches te resultan molestas, espera a leer lo que tienen que soportar las hembras de estos insectos. Nada de juegos preliminares ni caricias; cuando el macho quiere tema simplemente clava su pene en cualquier parte del cuerpo de la hembra y libera el esperma en su sistema circulatorio.

La agresividad también es característica de las leonas que, tras el coito, asisten unos cuantos zarpazos al macho para después largarse. Claro está que el miembro de estos mamíferos está compuesto por numerosas púas y que pueden copular hasta un centenar de veces al día en épocas de celo.

Los desenfrenados

La hembra del chimpancé tiene una curiosa técnica para asegurarse la reproducción: cuando está en celo tiene sexo con varios machos que esperan su turno pacientemente. Así se garantiza también que estos no maten a la cría, dadas las dudas sobre quién es el padre.

Tampoco se lo pasan mal las serpientes de jardín. Las hembras liberan una feromona que atrae a cientos de machos, dando inicio a una gran orgía.

¿Y tú? ¿Con qué animal te identificas? ¿Empiezas fuerte como un león o prefieres subir la intensidad gradualmente como el chimpancé? ¿Caes rendido al finalizar, igual que los conejos, o alternas momentos ardientes y relajados durante el sexo, como los caballos? Con el reloj digital de  Geeksme ahora puedes conocer cuál es tu alter ego en el reino animal. Activa el modo g!love y obtén medallas de animales a partir de tus estadísticas. ¡Una nueva función para sacar tu lado más salvaje!

Recent posts