Loading

Sexejercicios: rutinas en el gimnasio, resultados en la cama

15 marzo, 2016

Practicar deporte regularmente no solo nos ayuda a cumplir con la máxima de mens sana y corpore sano, sino que también notaremos los efectos positivos en nuestra vida sexual.

Según un estudio publicado en el Journal of Sexual Medicine, si conseguimos superar semanalmente los 18 METS (medida de la intensidad del ejercicio) lograremos mejores relaciones íntimas y orgasmos más intensos.

Una mayor resistencia y flexibilidad, la liberación de feromonas, el fortalecimiento del suelo pélvico, la disminución de la disfunción eréctil o una mejor calidad en el semen son otras de las muchas ventajas sexuales que las investigaciones científicas atribuyen a la actividad física regular.

Ejercicios recomendados

Aunque cualquier tipo de práctica deportiva es beneficiosa, existen algunos ejercicios específicos para que hacer el amor en un Simca 1000 –como cantaban Los Inhumanos– no nos resulte una proeza reservada a los ‘dioses del sexo’.

Aquí os dejamos una pequeña rutina. Tened en cuenta que con 4 repeticiones de 45 a 60 segundos cada una será suficiente. ¿Preparados?

  • Sentadillas. En posición vertical, con los pies separados a la altura de la cadera, desplaza la pelvis hacia atrás, como si fueras a sentarte, manteniendo la espalda recta, para fortalecer cuádriceps y glúteos.
  • Abdominales. Ya sean tipo crunch (tumbado en el suelo, elevando el torso hacia las rodillas), haciendo la tijera con las piernas o mediante el sistema de plancha (manteniéndote recto boca abajo, con las puntas de los pies y los codos o las palmas como único apoyo) incrementarás la fuerza y resistencia del abdomen.
  • Flexiones o push-ups. Esta clásica rutina contribuye a mejorar brazos, torso y abdominales.
  • Elevaciones de cadera o puentes. Decúbito supino, con las rodillas flexionadas y los talones lo más cerca de los glúteos que puedas, eleva la pelvis y mantenla en esta posición durante unos segundos.
  • Estiramientos. Para incrementar la flexibilidad, practica 15 minutos diarios de estiramientos.

Otra alternativa para mejorar nuestro rendimiento sexual a través del ejercicio físico es el método Kegel, ideal para fortalecer y mantener la flexibilidad de los músculos del suelo pélvico, lo que facilita los orgasmos en las mujeres y mejora la erección y evita la eyaculación precoz en los hombres.

¿Cómo practicarlo? Cuando orines, trata de retener la micción unos segundos para percibir cuáles son los músculos implicados. Esto es solo para identificarlos. Una vez que los tienes controlados ya puedes repetir el ejercicio varias veces al día en cualquier lugar y momento, contrayendo los músculos unos 3 o 4 segundos y relajándolos otros tantos en tandas de diez.

Ahora, llega el momento de ponernos manos a la obra. Activa el modo g!fitness para analizar tu rendimiento físico y comprueba cómo tus esfuerzos se ven recompensados en las estadísticas de g!love.

Recent posts