Loading

Orgasmos nocturnos: ¿por qué se producen?

24 febrero, 2016

Los orgasmos nocturnos no son solo cosa de adolescentes con las hormonas en plena ebullición. Según los estudios que llevó a cabo en la década de los 50 el investigador Alfred C. Kinsey, el 37% de las mujeres había experimentado este tipo de sueños alguna vez cuando contaban con una media de edad de 45 años.

Sin embargo, hay diferencias importantes entre hombres y mujeres. Mientras que los varones tienen orgasmos nocturnos de forma habitual durante la juventud, las mujeres viven su mayor incidencia entre los 40 y los 50 años.

Una de las razones que explicaría el descenso de sueños eróticos en los hombres a partir de la treintena es la capacidad que adquieren para controlar sus orgasmos con el paso de los años, que se convierten en una respuesta al contacto físico.

En el caso de las mujeres, los orgasmos son más bien una consecuencia psicológica. Por eso, durante la noche, la falta de autocontrol de la mente facilita el clímax. En cambio, en la vigilia y mediante la penetración solo un 25% tiene orgasmos de forma habitual.

El papel del cerebro

El neuroendocrinólogo John Money afirmó una vez que “el mayor y más potente órgano sexual no está entre las piernas de hombres y mujeres, sino detrás de las orejas”. Hay determinado pensamientos que impiden en muchas ocasiones llegar al orgasmo. No obstante, cuando durante el sueño dejamos que la mente actúe a su antojo nos permitimos disfrutar del sexo sin pensar en nada más.

Una prueba definitiva de que el cerebro es el principal responsable del placer es que incluso las personas que sufren anorgasmia (la incapacidad para llegar al orgasmo) pueden alcanzar el clímax durante la noche. Esto nos da una buena lección sobre sexo: hay que ir más allá de los genitales y saber acariciar también nuestro cerebro.

Recent posts