Loading

¿Eres búho, alondra o colibrí?

11 noviembre, 2015

Al igual que los animales, los seres humanos ajustamos muchas de las funciones de nuestro organismo, como el sueño o la alimentación, a las condiciones ambientales. Por ejemplo, la duración del día, la temperatura o la luz. En este sentido, los investigadores han definido tres cronotipos o patrones de sueño diferentes: temprano, medio y tardío. Vamos a ver en qué se diferencian cada uno de ellos:

  • Temprano. Se calcula que solo un 10% de la población pertenece a este cronotipo. Hablamos de personas que suelen despertar al amanecer, sin necesidad de utilizar ninguna alarma, y que alcanzan su máxima productividad al mediodía. Son las llamadas alondras.
  • Tardío. Este es el grupo de los búhos. Es decir, de todas aquellas personas que encuentran en la noche su momento de máxima productividad. Como consecuencia, este 20% de la población suele acarrear una gran deuda de sueño durante el día, que limita su actividad y que acaba compensándose con tazas de café.
  • Medio. Afortunadamente, es el cronotipo de la mayoría de los seres humanos. Para estas personas, denominadas colibrís, es más sencillo adaptarse a los horarios durante el día y la noche.

Más allá de las características biológicas de cada persona, es importante que hagamos un esfuerzo para ajustar nuestro ciclo al que nos impone la vida laboral y personal, sobre todo en el caso de los búhos. De lo contrario, sufriremos el cansancio a lo largo de todo el día. Una buena forma de empezar es cuidar la actividad que realizamos durante las horas anteriores a ir a la cama. En este otro post os explicamos por qué.

¿Qué haces durante las dos horas previas al sueño?

Recent posts