Loading

¿Cuántas horas hay que dormir?

21 octubre, 2015

Un grupo de expertos de la National Sleep Foundation, en Virginia, ha publicado algunas recomendaciones generales acerca del tiempo que deberíamos dormir cada día según la edad. ¿Queréis saber qué es lo más adecuado para vosotros? Echad un vistazo a estos consejos:

  • Entre los 0 y los 3 meses de vida, lo ideal es que los bebés duerman de 14 a 17 horas por día.
  • De los 4 a los 12 meses, el tiempo que deben dormir disminuye ligeramente. Lo adecuado es que sean entre 12 y 15 horas.
  • Los niños de 1 y 2 años tienen que descansar entre 11 y 14 horas. Nunca es recomendable que sean menos de 9 ni más de 15.
  • Para los que se encuentran en edad preescolar (de 3 a 5 años) es recomendable que duerman un mínimo de 10 horas y un máximo de 13.
  • En edad escolar (de 6 a 13), el tiempo que deben pasar en la cama se reduce a entre 9 y 11 horas.
  • Los adolescentes que tienen entre 14 y 17 años necesitan dormir aproximadamente 10 horas.
  • Desde la entrada en la edad adulta y hasta los 64 años, lo más saludable es descansar entre 7 y 9 horas al día.
  • Por último, los mayores de 65 años no deberían pasar en la cama más de 8 horas, ya que la actividad que se realiza a partir de esa edad es menor.

Dormir correctamente es fundamental para cuidar nuestra salud, levantarnos de buen humor y conseguir ser productivos. Todos tenemos que hacer mil y una tareas cada día, pero no olvidéis nunca que descansar es tan importante como todas ellas. Por eso, hay que preocuparnos de dejar libres las horas que necesitamos pasar el cama.

¿Todo el mundo necesita dormir lo mismo?

Los tópicos afirman que lo ideal es dormir ocho horas, pero lo cierto es que existen patrones de sueño alternativo. A lo largo de la historia ha habido grandes personalidades a las que les bastaba con dormir cuatro horas al día. Es el caso de Margaret Tatcher, Nikola Tesla o  Leonardo Da Vinci. Los tres son ejemplos de agendas de sueño polifásicas, según describe un estudio publicado en 2007 en el Journal of Sleep.

De acuerdo a este estudio, lo que conocemos como “normal”, es decir, dormir 8 horas del tirón (sueño monofásico) o con un parón en mitad del período de sueño (bifásico) corresponde a uno de los patrones de sueño, pero hay tres más.

  • Dymaxion: Término acuñado por Buckminster Fuller uniendo las primeras sílabas de las palabras dynamic, máximum y tensión. Su propuesta: dormir 4 siestecitas de 30 minutos cada 6 horas… ¡y listo!.. eso sí, para que funcione correcto es necesario poderse quedar dormido muy rápidamente.
  • Uberman: Ideada por Pure Doxyk, esta agenda del sueño polifásica propone seis siestas de entre 20 y 30 minutos cada cuatro horas, lo que suma unas tres horas durmiendo al día.
  • Everyman: La durmiente experimental Pure Doxyk probó también con un sueño de tres horas al día más tres siestas de 20 minutos. Asegura que permite administrar mejor el tiempo.

Críticas a las agendas de sueño alternativas

No todo el mundo está preparado para cambiar sus hábitos de sueño de la noche a la mañana. Si tienes algún amigo que trabaje a turnos, seguro que una de sus mayores quejas es la de tener que cambiar los horarios de sueño continuamente. Parece ser que las personas que adoptan una agenda de sueño alternativa tienen una particularidad genética que afecta a un porcentaje muy pequeño de la población (entre 1 y 3%).

Los detractores de los patrones de sueño alternativo afirman que estas siestas impiden alcanzar la fase de sueño REM, la más profunda de todas, por lo que, según ellos, no es posible descansar del todo.

De todo esto se desprende que el tópico de las ocho horas de sueño no es más que eso, un tópico que sirve para la mayoría de la gente, pero que no debe obsesionarnos. No significa que debamos dormir 8 horas de un tirón para vivir bien. De hecho, levantarse en mitad de la noche está catalogado como agenda de sueño bifásico y no es síntoma de insomnio sino, simplemente, de un patrón de sueño diferente.

¿Búhos o alondras ?: cómo encontrar tu tiempo más productivo

Si quieres aprovechar al máximo el día, es importante que aprendas a identificar cuáles son las horas del día a las que tu organismo se activa más. Algunas personas están muy activas antes de irse a la cama, mientras que otras se levantan con ganas de comerse el mundo. ¿La razón? A través del cronotipo, nuestros genes determinan si somos matutinos o nocturnos o en otras palabras, si dentro de nosotros hay un búho o una alondra. Una vez hayas determinado tu período más productivo, solo queda organizar tu agenda en función de ello. De poco servirá que planees las actividades más exigentes a primera hora de la mañana si eres un búho. Intenta realizar las labores que requieren más concentración y análisis en tus mejores horas y deja para las menos productivas aquellas tareas rutinarias que precisan menos concentración.

Escucha a tu cuerpo y adecua tus horas de sueño a lo que te pida tu organismo. No todo está en los libros y el camino para dormir mejor y  ser más productivo lo debe encontrar cada uno. Ya sabéis: g!sleep y a soñar

Recent posts